Real e Ilustre Congregación
de Nuestra Señora de los Ángeles
Constituida en 1817
Menu 

Cuando España desafió a Roma

desafio-a-roma

«Todo el mundo en general

A voces Reina escogida

Diga que sois

Sin Pecado Concebida»

En esta coplilla tan popular por Andalucía, se encierra toda la devoción que España siempre le ha tenido a la Inmaculada Concepción y por la cual tiene ciertas singularidades dentro de la Iglesia Católica.

Casi desde los orígenes de la Iglesia se defendió la Inmaculada Concepción de María, sobre todo por carmelitas y franciscanos. Los carmelitas celebraban el día grande de su orden el 8 de diciembre y los franciscanos la tenían como patrona. Pero será en el barroco cuando en España, sobre todo en Andalucía, se defenderá con ardor que María era Virgen antes, durante y después del parto de Jesús Nuestro Señor. Yendo, incluso, a veces en contra de lo que la propia Roma dictaba o anticipándose a lo que muchos años después el Papa Pío IX, a través de Bula, convirtió en Dogma, declarando y proclamando que «la doctrina que sostiene que la Beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción, por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles».

"Proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción", (Francesco Podesti, Museos Vaticanos)

“Proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción”, (Francesco Podesti, Museos Vaticanos)

Ciudades como Sevilla o Granada serán las primeras en hacer voto de sangre para defender públicamente esta creencia. El teólogo Duns Scoto proclamaba en sus publicaciones, que la Madre de Dios estaba preservada de toda mancha desde el primer momento de su concepción y los españoles defendían con gran devoción esta premisa.

Incluso entre las órdenes religiosas se originaban verdaderas luchas desde los púlpitos defendiendo o condenando este pensamiento. Incluso los reyes tendrán que intervenir muchas veces en los pleitos que se interponían a causa de esta cuestión. El Rey Felipe III se verá obligado a constituir «la Real Junta de la Inmaculada» para la defensa en la Iglesia y en la sociedad de la tesis «escotista».

Aunque el momento álgido de esta devoción y lucha de España por la Inmaculada Concepción de María fue, cuando en 1759, los procuradores de las Cortes Generales le piden al Rey Carlos III que proclame «el Universal Patronato de Nuestra Señora en la Inmaculada Concepción en todos los Reinos de España y de Indias». Un año más tarde, así se proclamó por el Papa Clemente XIII, quién confesó que no actuó por motu propio, sino a petición del Rey de España.

desafio-a-roma3

“La Inmaculada Concepción” conocida como la “Carbonera”. Anónimo. Convento del Corpus Christi (Madrid)

Este patronazgo se ha extendido hasta nuestros tiempos. De ahí que el día de hoy, 8 de diciembre sea festivo en España, puesto que celebramos a nuestra patrona. También, a causa de esta singular e histórica defensa, la Iglesia española tiene el privilegio de utilizar el color azul en las celebraciones marianas. En nuestro país está muy extendido en muchas hermandades el uso del azul y blanco para la Virgen, pues para nuestra Iglesia estos colores representan el «concepcionismo o lo que es lo mismo, la defensa de la Inmaculada Concepción de María, Madre de Dios».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies